Por mucho amor que del padre recibiera,
no se lo pague, ya que de niño
no reconocía el valor del don,
y de hombre, me hice igual que los hombres, y duro.

Ahora, un hijo me crece, tan bienamado
como ninguno que fuera la delicia de un corazón de padre,
y yo pago lo que en su tiempo recibí
con él, que no me lo dío – ni me devuelve.

Pues al hacerse hombre y pensar como los hombres,
él, al igual que yo, hará sus propios caminos;
nostálgico, pero sin envidia, lo veré,
dando al nieto aquello que a mí me corresponde.

Lejos en la sala de los tiempos mi mirada va,contenida y serena, observando el juego de la vida:
la bola de oro cada cual, sonriente, pasa
-y ninguno la bola de oro devolvió.

Hablando de uno de tres de los órdenes del amor. El equilibrio entre el dar y el tomar. Por ejemplo, yo a mi pareja o a mis vecinos, conocidos, amigos, servicios, si yo obtengo un servicio, a cambio doy un pago. En la relación de pareja, si yo recibo, a cambio yo doy y un poco mas, la otra otra persona lo recibe y lo devuelve con otro poquito más y así se va dando está ley de los órdenes del amor. Las relaciones se equilibran por lo tanto hay armonía y el amor fluye.

En la única relación en donde no se da este equilibrio es en la relación paterno/materno-filial. Es decir los padres dan y los hijos toman, estos a su vez guardan el equilibrio hasta que son adultos y no devolviendo a los padres, sino dando vida o haciendo algo bueno para su comunidad.

El desequilibrio comienza cuando:  ya sea que los padres esperen todo de sus hijos y crean que porque le dieron todo, ellos deben recibir de ellos. La relación se desequilibra, no hay armonía y el amor no fluye. O cuando los hijos creen que los padres no pueden, se ven como grandes y los padres pequeños.

Constelaciones Familiares, nos genera una mirada distinta, a identificar dinámicas que día a día las llevo a cabo sin darme cuenta, a identificar nudos, a hacer consciente lo inconsciente, a establecer el orden y confiriéndome en el lugar correcto.

En Ledusco Life Center, te acompañamos en este mirar diferente, a desanudar y ordenar. Estamos preparados y listos para recibirte, en nuestra consulta individual todos los días, agenda tu cita y en los talleres mensuales.