Alguna vez te has preguntado ¿Cómo es que aprendiste a hacer lo que hoy haces?, ¿Por qué actúas como actúas?, ¿Quién dijo que si me comporto de tal manera soy una buena persona y si lo hago de esta otra manera soy mala persona?.  O tal vez nunca te hayas cuestionado sobre lo que haces a diario y lo sigues al pie de la letra como lo aprendiste.

En la siguiente fábula; que se construyo en base a los experimentos de GR Stephenson (1966)  y Wolfgang Köhler (1920) realizaron con chimpancés;  exploraremos cómo es que hemos aprendido nuestros hábitos y comportamientos .

“Un grupo de científicos llevo acabo un experimento en el cual se colocaron 5 monos en una jaula, en el centro de esta se encontraba una escalera y en la parte superior había un racimo de plátanos. Cada vez que uno de los monos intentaba subir las escaleras para alcanzar un plátano los científicos lo rociaban con agua fría, lo que hacía que él no llegará por su comida. Después de muchos intentos subir por un plátano y sufrir un helado baño, los monos empezaron a golpear al que quería subir y para así evitarle un baño de agua fría.  Lo que hizo que ningún mono intentara subir de nuevo.

Al observar esto los científicos sacaron a uno de ellos e introdujeron un nuevo mono en la jaula, lo que hizo este nuevo amigo fue subir por las escaleras para alcanzar un plátano, los demás monos no tardaron en hacerlo bajar a medio de golpes para que no sufriera un baño frío. El nuevo mono no entendía que estaba pasando y tras varios intentos de subir por el plátano siempre sufría una agresión por lo que desistió en su intento.

Se saco otro mono, se introduce uno nuevo y sucede lo mismo que en el caso anterior intenta subir y es bajado por sus compañeros a base de golpes. El mono que se introdujo primero tiene la misma reacción aún cuando siga sin entender el porque actúan así.  Los científicos deciden cambiar uno por uno a los otros 3 monos que iniciaron el experimento por nuevos que no habían participado y el comportamiento de bajar al mono que intenta subir se mantiene, aún cuando ninguno de los monos que esta en la jaula experimentó ser mojado con agua helada.”

Si pudiéramos preguntarle a estos monos porque se hacen las cosas de esta manera seguramente su contestación sería.

“Yo no lo se – Así es como siempre se han hecho las cosas aquí”

En esta liga podrán observar otra historia en humanos de porqué en ocasiones actuamos de diferentes maneras sin peguntarnos el porque de cada cosa.

Ver liga

A donde quiero llegar con esta pequeña fábula la cual nos explica de donde aprendemos nuestros comportamientos y nuestros hábitos. Muchas de nuestros comportamientos que hoy llevamos a cabo los aprendimos de lo que nuestros padres nos enseñaron y lo que la sociedad y cultura nos ha impuesto como actuar. Y en algunas ocasiones no cuestionamos de donde vienen simplemente los tomamos como la forma en que se hacen las cosas y pensamos que todo lo demás no es valido generando algunos conflictos que en ocasiones se pueden resumir en observar diferente la misma situación en base a nuestros intereses y a nuestros aprendizajes.  Lo ilustraré con un ejemplo:

Si en mi familia todos los días desayunamos a las 8 de la mañana, yo creo que esta es la hora “correcta” de desayunar. Que pasa si algún día un amigo me invita a desayunar y desayunamos a las 10 de la mañana para su familia esa es la hora “correcta.” Cuando yo veo que no desayunamos a las 8 empiezo a molestarme y pregunto a mi amigo porque no hemos desayunado todavía lo que puede generar un conflicto. Todo esto porque tenemos creencias diferentes; increíble como algo tan sencillo nos puede llevar a tener una molestia. Ahora imaginemos que pasará cuando esto lo traslado a alguna situación en la empresa o con la pareja, se vuelve un mar de problemas de comunicación y queremos que la otra persona sea la que cambie.

Ya que conocemos esto debemos empezar a identificar cuales son mis creencias en cada una de las situaciones, para posteriormente cuestionar de donde vienen esas creencias y poder indagar si existen otras opciones de ver el mismo tema con diferentes perspectiva.

Sigamos con el caso del desayuno;

El primer paso sería identificar  cual es mi creencia; en este caso sería “Todos los días debo desayunar a las 8 de la mañana.”

El segundo paso sería cuestionarme de donde viene esa creencia; identifico que yo creo que debo desayunar a las 8 am porque es como se  hace en casa de mis papas y de mis abuelos porque al abuelo compraba pan calientito a esta hora y no le gustaba comerlo frío.

El tercer paso sería indagar que otras opciones existen y en este caso en especifico puede ser que el desayuno sea 6, 7, 8, 9, 10,11, 12; no desayunar o pasar a la comida directamente en fin existen otras posibilidades.

El cuarto sería decidir ahora que ya soy consciente de porque desayuno a las 8 am y conozco algunas otras opciones, ahora me toca decidir si quiero seguir desayunando a esa hora o cambio a alguna otra opción.

Y el último paso igual de importante que todos los demás es aceptar que otras personas tienen diferentes opciones de desayunar y no porque lo hagan diferente a mi quiere decir que estén mal o que tenga que molestarme con ellos.

Con estos pasos será mas sencillo identificar nuestras creencias cuando tengamos algún conflicto y podamos cambiar de opinión o quedarnos con la misma sin juzgar a los demás comprendiendo que ellos lo viven de diferente forma a como yo lo vivo. Y de esta manera ser más abierto a otras opciones que no habíamos visto con anterioridad. Al final la vida es un cambio constante en el que todos estamos inmersos, todos los días estamos cambiando.

Y como dice Charles Darwin “ No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al CAMBIO.”